Eventos de éxito para organizadores, usuarios… ¡y patrocinadores!

En los últimos años, parece que cualquier agencia de comunicación, empresa, medio de comunicación o influencer se puede dedicar a la organización de eventos. Sin dudar de sus capacidades de organización, conocimiento y gestión, la realidad es que muchas de las ferias, eventos y conciertos que se realizan pasan desapercibidos.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué no siempre se crean eventos de éxito si en su organización intervienen grandes profesionales? La respuesta es sencilla: la falta de presupuesto hace muchas veces escatimar en recursos, visibilidad y repercusión.

El gran error que comenten algunos organizadores de eventos es construir un contenido y una ejecución extraordinaria y dejar en un segundo plano el diseño de la oferta de valor para los patrocinadores.

El gran error que comenten algunos organizadores de eventos es construir un contenido y una ejecución extraordinaria y dejar en un segundo plano el diseño de la oferta de valor para los patrocinadores.

Los patrocinadores son necesarios porque ayudan a liberar parte de la carga económica de la gestión del evento, es por ello que se debe definir muy bien el tipo de evento que se va a realizar para poder detectar las oportunidades de negocio que se pueden ofrecer a los patrocinadores. Los eventos son una herramienta muy efectiva que permiten a las marcas aumentar su notoriedad, mejorar su reputación y fomentar las relaciones con futuros clientes.

Los sponsors buscan conectar con sus públicos objetivos y obtener la mayor visibilidad entre su audiencia, pero además siempre tienen diferentes intereses que están vinculados a sus estrategias de negocio. Por eso es muy importante ofrecer a cada patrocinador una propuesta personalizada en la que se detallen los beneficios que obtendrá con el evento. Cada patrocinador tiene que sentirse único y cuidado, por lo que conviene involucrarle en su elaboración. De este modo se reforzará la imagen que proyectará hacia los consumidores.

Aquí es donde entran en juego las empresas más pequeñas o anunciantes locales. La visibilidad que aportan los eventos y las oportunidades de networking tienen que ir dirigidas también a este tipo de clientes. De la concepción y organización del evento depende la habilidad de generar una oferta de valor para ellos, así como la capacidad de adaptar los beneficios para el patrocinador a presupuestos más pequeños.


La importancia de visibilizar el evento

Tener un evento bien definido y una oferta de valor para los patrocinadores no es suficiente si la empresa organizadora no ha diseñado un plan de comunicación y publicidad adecuado. El papel que van a jugar los medios de comunicación es fundamental para que el evento sea un éxito. Todos los eventos necesitan de una promoción previa, una comunicación realizada con tiempo para ponerlo en valor. Necesitan también una comunicación a lo largo de su desarrollo y una cobertura posterior. Solo así se conseguirá una cobertura y repercusión social que dejará a los patrocinadores satisfechos con su inversión.

En Brandok analizamos las ofertas de valor que reciben los clientes para patrocinar eventos. Si no se ha trazado un buen plan de comunicación y el evento no va a tener visibilidad, tenemos que pensarnos muy bien si realmente estamos interesados en ser patrocinadores. Es uno de los puntos estratégicos para que los clientes obtengan los objetivos marcados. Si la oferta de valor no contempla una repercusión adecuada, consideramos que es una oferta incompleta, algo que, con mucha probabilidad, hará que los patrocinadores queden insatisfechos con la inversión realizada y perderán la confianza en la empresa organizadora del evento.

Alicia Nicolás

Alicia Nicolás

Directora Comercial Grupo La Información

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Necesitas ponerte en contacto?

Abrir chat
1
¿Tienes alguna duda?
¿Podemos ayudarte?