Lo que no se comunica bien, no existe

Las estrategias de comunicación en las empresas que comunican bien han ido evolucionando a lo largo de los años y se han adaptado a los cambios del mercado y de la sociedad. La forma de comunicarnos hoy no tiene nada que ver con cómo lo hacíamos hace más de 30 años. La comunicación es parte fundamental de nuestro día a día. Para una empresa también debería serlo. La importancia de encontrar la manera más adecuada para expresar los valores, filosofía o las diferentes formas de actuar ante cualquier situación positiva o negativa que surja en una compañía, dependen de la elaboración de un buen plan de comunicación que impacte en los públicos adecuados, con los mensajes precisos y en los momentos justos.

Su capacidad para definir, crear y difundir valores hace de las compañías uno de los principales agentes de cambio en la sociedad.

Del “Qué” al “Por qué”: el propósito corporativo

Hoy en día, una empresa es mucho más que simplemente un negocio. Su capacidad para definir, crear y difundir valores hace de las compañías uno de los principales agentes de cambio en la sociedad. Por eso es fundamental que cuenten con un propósito, esto es, su razón de ser, que va más allá de una rentabilidad económica.

 

La definición de un propósito debe constituir uno de sus principales ejes en su estrategia empresarial. Pero de poco sirve el propósito corporativo si no guía sus pasos y sin una buena comunicación del mismo. Las empresas con un propósito claro no solo lanzan un producto o servicio al mercado, sino que definen con claridad qué hacen, más allá de ganar dinero, para mejorar la vida de sus clientes. En el fondo, contar con un propósito supone decir a tus grupos de interés que apoyas su causa más allá del producto que ofreces. Por este motivo, la clave del propósito no es qué haces ni cómo lo haces, sino: ¿por qué lo haces?

 

Pero además de tener un propósito corporativo claro, positivo y relevante, hace falta que este sea percibido por los clientes y ciudadanos. Por eso es clave saber construir una opinión alrededor de tu empresa o marca. Porque hoy en día, lo que no se comunica bien, no existe. Pero es que, además, en nuestra historia económica reciente, las empresas nunca han tenido tanta visibilidad ni tanto protagonismo entre la opinión pública como ahora.

 

En definitiva, tener un propósito corporativo es importante, pero saber comunicarlo y ser capaz de crear un estado de opinión alrededor del mismo es fundamental. No podemos olvidar que las marcas y las empresas no son propietarias exclusivas de su reputación.

 

Coherencia global

Con la aparición de las nuevas tecnologías y el desarrollo de las redes sociales, alinear la identidad corporativa y el tono de voz para reforzar la coherencia de marca es más importante que nunca. La comunicación deja de ser algo local y se convierte en global. La comunicación es cada vez más rápida y desaparecen las fronteras. Estamos interconectados. Por este motivo es muy importante contar con una serie de estrategias y herramientas que aseguren estar alineados.

 

Una de ellas es asegurar el tono de voz, es decir, comunicarnos de la misma manera en todos los lugares del mundo, aunque adaptemos los mensajes y los canales a las peculiaridades de cada público. Esto nos da consistencia a la hora de comunicar y nos beneficia y nos refuerza a la hora de posicionarnos. Para alinear el tono de voz usamos una herramienta llamada “Message House” donde definimos nuestros mensajes clave respecto a diferentes temáticas. Esta herramienta es muy útil para todos los empleados que dentro de sus funciones tengan que hablar de la marca y es especialmente útil para el departamento de Comunicación, ya que ayuda a guiar nuestros contenidos corporativos.

 

La importancia de la experiencia digital

La comunicación tradicional sigue siendo importante, pero no nos engañemos, la comunicación digital cobra cada día más relevancia.

 

La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización en la mayoría de las empresas, y ha forzado el uso de canales digitales para comunicar. Hoy, según la consultora Boston Consulting Group, los consumidores ya no nos comparan con otras industrias, sino que nos comparan con la experiencia digital que han tenido. Es por ello que la experiencia que tengan nuestros clientes desde el primer momento que contactan con nuestra marca es fundamental.

 

La comunicación digital pasa a ser el eje donde pivotan la mayoría de las acciones comunicativas. Una página web con contenidos que nos permitan posicionarnos en buscadores de forma orgánica, campañas de posicionamiento en redes sociales y buscadores y/o el uso de herramientas de marketing automation que nos permitan adaptar las campañas de marketing a las necesidades del momento y del target que perseguimos, son esenciales para trasladar nuestro mensaje a todos aquellos públicos a quien nos interese dirigirnos.

Angelina Patsi

Angelina Patsi

Communication Manager - south Europe en ROCKWOOL

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Necesitas ponerte en contacto?

Abrir chat
1
¿Tienes alguna duda?
¿Podemos ayudarte?